Al otro lado del miedo por Matías Eraso

Entender por qué nos asusta tanto lo desconocido puede ayudarnos a cruzar el umbral de la incertidumbre.


Reflexionando sobre el tema viene a mi mente aquella alegre canción de la película La Sirenita titulada “Bajo el mar”, en donde podemos escuchar al cangrejo Sebastián tratando de convencer a Ariel, la sirenita, a través de una pegadiza canción de que es mejor permanecer en su mundo feliz y conocido, que no sueñe con ir en búsqueda de nuevas experiencias y aventuras si en su mundo tiene todo lo que él cree que ella necesita, y que arriba, en la superficie es un lugar terrible. Pero, ¿Cómo podría saber el talentoso cangrejo lo que hay allí si no aventuró a explorarla?


¿Y qué pasa cuando nos atrevemos a ir más allá del miedo, pero decidimos no volver a intentarlo por una mala experiencia? No por eso debemos pensar que detrás de lo desconocido solamente hay dolor y sufrimiento, también podemos descubrir qué somos capaces de hacer, redescubrirnos a nosotros mismos. ¿Podría ser esto otra de las causas de nuestro temor a lo desconocido? ¿Podría ser que tengamos miedo a ser alguien totalmente diferente a la persona que mostramos ante el mundo que conocemos pero que realmente en el fondo de nuestro ser sabemos que somos?


También cabe la posibilidad de que nos asuste lo desconocido porque hacerle frente implica perder cierta estabilidad, abandonar algo que nos da seguridad en nuestra vida, ya que avanzamos por un camino de incertidumbre que suele descolocarnos, sin embargo, vale la pena soltar un poco, quizás aquello que ya no nos sirve, nos pesa o nos detiene para así poder descubrir un mundo con el que tal vez nos atrevíamos a soñar únicamente.


Animarse a explorar lo desconocido no suele ser tarea fácil. Primero tenemos que cuestionarnos creencias limitantes como “No puedo” o “No sé hacerlo”, es decir, todas aquellas que frenen la acción. También ayuda escuchar al cuerpo, preguntándonos qué sentimos frente a determinado miedo. El conocer lo que nos produce el miedo nos es útil para poder atravesarlo.


El miedo a lo desconocido siempre va a estar ahí, solo que vos tenes el poder de decidir si avanzas a pesar de él o si te quedas “bajo el mar”.

Fitz Roy 2074 - 4A

Palermo - CABA

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle